Reciclando el 98 por ciento de la orina y el sudor de los astronautas: La NASA avanza en la sostenibilidad en el espacio

Noticias

La NASA ha logrado un hito tecnológico que podría desempeñar un papel importante en las misiones a la Luna y más allá. Esta semana, la agencia espacial reveló que el Sistema de Control Ambiental y de Soporte Vital (ECLSS, por sus siglas en inglés) de la Estación Espacial Internacional (ISS) está reciclando el 98 por ciento de toda el agua que los astronautas llevan a bordo de la estación. Esta tecnología es un gran avance para las futuras misiones fuera de la Tierra.

Reciclando el 98 por ciento de la orina y el sudor de los astronautas: La NASA avanza en la sostenibilidad en el espacio

Avances en la sostenibilidad espacial

El ECLSS de la ISS funciona de manera similar a los “Trajes de Agua” descritos en la obra de Frank Herbert, Dune. Una parte del ECLSS utiliza “desumidificadores avanzados” para capturar la humedad que los astronautas liberan al respirar y sudar durante sus tareas diarias.

Otro subsistema, llamado “Urine Processor Assembly” (Asamblea del Procesador de Orina), recupera la orina de los astronautas mediante un proceso de destilación al vacío. Según la NASA, este proceso produce agua y una salmuera de orina que aún contiene agua recuperable. Recientemente, la agencia comenzó a probar un nuevo dispositivo que puede extraer el agua restante de la salmuera. Gracias a este sistema, la NASA ha logrado una tasa de recuperación de agua del 98 por ciento en la ISS, en comparación con el 93 o 94 por ciento que se reciclaba anteriormente.

Un paso importante hacia la sostenibilidad espacial

“Este es un paso muy importante en la evolución de los sistemas de soporte vital”, afirmó Christopher Brown de la NASA, quien forma parte del equipo encargado de gestionar los sistemas de soporte vital de la Estación Espacial Internacional. “Digamos que se recogen 100 libras de agua en la estación. Pierdes dos libras y el otro 98 por ciento simplemente sigue circulando. Mantener ese sistema en funcionamiento es un logro impresionante”.

Si el pensamiento de que alguien beba su propia orina te causa repugnancia, no te preocupes. Jill Williamson, gerente de subsistemas de agua del ECLSS de la NASA, explica: “El proceso es fundamentalmente similar a algunos sistemas de distribución de agua terrestres, pero se realiza en microgravedad. La tripulación no está bebiendo orina; están bebiendo agua que ha sido recuperada, filtrada y purificada de tal manera que es más limpia que el agua que bebemos aquí en la Tierra”.

Preparándose para misiones más allá de la Tierra

Según Williamson, sistemas como el ECLSS serán fundamentales a medida que la NASA realice más misiones más allá de la órbita terrestre. “Cuanto menos agua y oxígeno tengamos que enviar, más recursos podremos destinar a la ciencia durante el lanzamiento”, señaló Williamson. “Sistemas regenerativos confiables y sólidos significan que la tripulación no tiene que preocuparse por eso y puede centrarse en el verdadero objetivo de su misión”.

La capacidad de reciclar y reutilizar el agua en el espacio no solo es crucial para garantizar la supervivencia de los astronautas, sino que también tiene implicaciones significativas para la exploración y la sostenibilidad espacial a largo plazo. Reducir la dependencia de los suministros enviados desde la Tierra permitirá a las futuras misiones espaciales ser más eficientes y autónomas.

La NASA continúa trabajando en el desarrollo y mejora de sistemas de soporte vital y tecnologías sostenibles para hacer realidad los viajes espaciales más allá de nuestra propia Luna. Estos avances allanan el camino para una exploración espacial más sostenible y abren la puerta a un futuro en el que la humanidad pueda alcanzar nuevos horizontes cósmicos con mayor eficiencia y responsabilidad.

Como la NASA lidera el camino en la sostenibilidad espacial, se espera que otras agencias espaciales y organizaciones privadas sigan su ejemplo y trabajen en soluciones innovadoras para asegurar un futuro sostenible para la humanidad más allá de nuestro planeta natal.

Conclusiones

La NASA ha logrado reciclar el 98 por ciento del agua que los astronautas llevan a bordo de la Estación Espacial Internacional, gracias a los avances en el Sistema de Control Ambiental y de Soporte Vital (ECLSS). Esta tecnología es fundamental para futuras misiones espaciales más allá de la Luna, ya que reduce la dependencia de los suministros enviados desde la Tierra. Además, la capacidad de reciclar y reutilizar el agua en el espacio promueve la sostenibilidad y la eficiencia en la exploración espacial. A medida que la NASA continúa desarrollando tecnologías sostenibles, se abre la puerta a un futuro en el que la humanidad pueda explorar y colonizar el espacio de manera responsable y autosuficiente.

3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *