Netflix, una de las plataformas de streaming más populares del mundo, ha estado luchando para controlar las cuentas compartidas. Aunque en un principio parecía que la compañía iba a tomar medidas drásticas para poner fin a esta práctica, la realidad es que aún no ha logrado resolver por completo este problema. A pesar de anunciar restricciones y cambios en sus políticas, Netflix no ha logrado evitar que los usuarios compartan sus cuentas con otras personas.

En febrero, Netflix anunció el fin de las cuentas compartidas tal como las conocíamos. Aunque aún permite compartir cuentas, ahora se exige un pago adicional de 5,49 euros para acceder a la función de compartir. Sin embargo, lo que realmente se ha restringido es la posibilidad de compartir contraseñas y permitir el acceso sin restricciones.

El concepto clave en esta situación es el “hogar principal”, que es el lugar donde Netflix establece que se debe reproducir el contenido. Sin importar si se utiliza un dispositivo móvil, una televisión o una tablet, un uso prolongado fuera de este “hogar principal” se considera una cuenta compartida no permitida, lo que lleva a la exigencia de realizar el pago adicional. Veamos más detalles sobre este tema.

¿Netflix sigue sin poder evitar las cuentas compartidas? La confusa restricción de la plataforma

La importancia del “hogar principal” y su ubicación errónea

Antes de poder compartir una cuenta, es necesario establecer el “hogar principal”, y se supone que Netflix hace esto automáticamente. Sin embargo, la plataforma ha tenido dificultades para determinar correctamente esta ubicación. A través de las redes sociales y de testimonios de usuarios, se ha evidenciado que en muchos casos el “hogar principal” se ha ubicado a cientos de kilómetros de distancia del lugar real.

En lugar de utilizar la geolocalización, Netflix se basa en el identificador del dispositivo y la dirección IP para ubicar el lugar desde donde se está accediendo al servicio. Esto se convierte en un problema en países como España, donde las direcciones IP dinámicas son comunes y dificultan la ubicación precisa de un usuario. Hemos visto casos en los que el “hogar principal” se establece erróneamente a cientos de kilómetros de distancia del lugar real.

¿Un código infinito? Acceso sin restricciones más allá de los 14 días

Sin embargo, en un momento dado, parecía que Netflix estaba tomando medidas para abordar este problema. Algunos de nosotros recibimos un aviso de que se estaba utilizando nuestra cuenta desde una ubicación distinta a la principal. En nuestra situación, al intentar ver Netflix fuera del “hogar principal”, apareció un aviso que ofrecía dos opciones: pagar por un perfil adicional o introducir un código para acceder de forma gratuita durante 14 días. Optamos por el código y recibimos un mensaje de texto con el mismo, lo cual nos permitió acceder al servicio sin restricciones.

Lo interesante es que han pasado más de los 14 días establecidos y aún tenemos acceso completo a Netflix. Esto nos lleva a creer que el sistema de detección de cuentas compartidas de Netflix sigue fallando. No hemos vuelto a recibir el aviso de que no estamos en nuestro “hogar principal”, y tenemos la sensación de que podremos seguir utilizando el servicio sin problemas. Otros que han experimentado la misma situación también han vuelto a recibir el aviso después de un tiempo.

En resumen, esta ha sido nuestra experiencia con las cuentas compartidas en Netflix. Aunque la plataforma ha implementado restricciones, su efectividad ha sido cuestionada y muchos usuarios continúan compartiendo cuentas sin ningún impedimento. A medida que Netflix sigue buscando una solución, la restricción de las cuentas compartidas sigue siendo un desafío para la plataforma de streaming líder. Seguiremos atentos a cualquier cambio en esta situación y actualizaremos nuestra experiencia en consecuencia.

Con infromación de XatakaMovil.com

3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *