¿10,000 pasos o menos?

Durante años, los fabricantes de smartwatches y pulseras cuantificadoras nos han instado a caminar 10,000 pasos al día para mantenernos en forma. Esta cifra se ha arraigado en la cultura popular, pero sorprendentemente, estudios recientes han comenzado a desafiar este mito. Uno de estos estudios ha vuelto a surgir, y la cifra recomendada es bastante diferente a la que todos conocemos.

¿Cuántos pasos al día son realmente necesarios?
¿10,000 pasos o menos?

El origen de los 10,000 pasos

¿Quién inventó la idea de los 10,000 pasos? En 1965, una empresa japonesa lanzó al mercado un podómetro llamado Manpo-Kei, que se traduce como “medidor de 10,000 pasos”. Según investigadores japoneses, la elección de este número se basó en la similitud visual entre el carácter japonés para 10,000 (万) y una persona caminando. A partir de ahí, todo el mundo asumió que 10,000 pasos era la cantidad diaria ideal para mantener una buena actividad física.

Sin embargo, este número se ha convertido en una especie de leyenda urbana, y la mayoría de los dispositivos que monitorean nuestra actividad física, como los relojes inteligentes y las pulseras de actividad, lo han adoptado como referencia. Afortunadamente, la mayoría de estos dispositivos permiten establecer una cifra personalizada.

La ciencia detrás de los pasos

La ciencia ha confirmado que la recomendación de los 10,000 pasos no tiene un fundamento sólido. De hecho, un estudio publicado en JAMA reveló que el número óptimo de pasos diarios se sitúa alrededor de los 8,000. A partir de esa cifra, los beneficios adicionales son mínimos, por lo que caminar más y más pasos no tiene mucho sentido si el objetivo es optimizar los beneficios de una cierta cantidad de actividad física.

¿Cuántos pasos son suficientes?

Según un metaestudio publicado en Lancet, la cifra recomendada es de 7,000 pasos al día para adultos mayores de 60 años. Este metaestudio analizó los datos de 15 estudios realizados entre 1999 y 2018, que incluyeron a más de 47,000 adultos.

Los resultados indicaron que el riesgo de mortalidad se reducía en un 50% en los adultos mayores que aumentaban su número de pasos diarios de 3,000 a 7,000. Caminar 10,000 pasos apenas reducía ese porcentaje de riesgo, aunque sí había algunos beneficios adicionales si se caminaba el doble.

Para aquellos menores de 60 años, la cifra ideal se sitúa alrededor de los 8,000 pasos diarios. Sin embargo, el estudio reveló algo sorprendente: caminar más de esa cantidad parecía ser incluso perjudicial, ya que ligeramente aumentaba el riesgo de mortalidad en lugar de reducirlo. Algunos expertos sugieren que la clave para obtener beneficios óptimos al caminar está en aumentar la velocidad.

La perspectiva de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no se enfoca en contar pasos, sino en el tiempo dedicado a la actividad física. Según las recomendaciones de la OMS, los adultos de 18 a 64 años deben realizar “actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos” a la semana. Además, se recomienda realizar “actividades de fortalecimiento muscular durante dos o más días a la semana”. Curiosamente, estas recomendaciones no varían mucho para los mayores de 64 años.

La importancia de moverse

Si bien las cifras y recomendaciones son útiles como referencia, es importante recordar que cada persona es única y tiene diferentes necesidades y capacidades físicas. Numerosos estudios han demostrado que caminar es beneficioso para la salud, especialmente en un estilo de vida sedentario. Sin embargo, es crucial evitar que estas cifras se conviertan en una barrera para aquellos que no puedan alcanzar los objetivos establecidos, ya que esto podría desmotivarlos. Al final, lo más importante es encontrar un equilibrio y realizar actividad física de acuerdo con las capacidades y preferencias individuales.

Así que, en resumen, no te preocupes demasiado por alcanzar los 10,000 pasos al día. En su lugar, encuentra un ritmo y una cantidad de pasos que se adapten a tu estilo de vida y te hagan sentir bien. Recuerda que el objetivo principal es mantenerse activo y llevar un estilo de vida saludable. ¡Cada paso cuenta!

3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *